José Luis

Jose Luis - Vendedor HBA

“LA REVISTA SE VENDE PORQUE YA LA CONOCE LA GENTE”

A José Luis Galván, el vendedor Nº 2053 de HBA, le gusta tener una vida ordenada. Sale a trabajar todos los días con la confianza que le da hablar con los lectores, que valoran tanto los contenidos de la revista y su función social como el esfuerzo de los vendedores por salir adelante.

¿Que hacías antes de llegar a HBA?

Yo trabajaba en otro periódico, y dejaron de publicarlo. Ahí me hablaron de la revista, ellos se contactaron. Yo vine a la sede y me presenté. Fue en diciembre del 2008.

¿Cuál es tu parada de venta?

En uno de los ramales del ferrocarril Mitre. Vendo todo el día porque hay un vendedor en la tarde pero el me autorizo a vender todo el día

 

¿Hacés algo más además de estar en HBA?

No me dedico a nada más, yo vendo la revista y trato de vivir todos los días una vida mejor, porque soy una persona que alaba a Dios y trata de vivir una vida ordenada. Entonces trato de vender la revista como mi trabajo y de salir todos los días para poder lucharla.

¿Que cambios trajo HBA a tu vida?

El cambio es que con HBA hay mucha gente que me puede conocer y me la puede comprar. Antes la gente me compraba pero no es tanta como la gente que me compra ahora. Y me ayudan con mis necesidades, me dan ánimo. La gente me felicita y me dice: ´Yo te compro porque te veo que estás todos los días a la mañana, llueva o haga frío, siempre estás ahí. Yo te la compro porque vos te esforzás´. Eso es lo que más me motivó a mí.

¿Algún comentario sobre los que compran y leen HBA?

Me llama la atención que la gente conoce mucho la revista y me dicen que les gusta porque para es muy buena. La revista se vende porque ya la conoce la gente. Yo vendo y trato de hablar del contenido de la revista, y en el día puedo vender algo…

¿Un mensaje para los otros vendedores?

Yo le digo a los vendedores que no bajen los brazos, que la revista se vende con actitud y con ganas, con perseverancia, con respeto. La  revista es conocida por mucha gente, así que tenemos que venderla, tenemos que salir a la calle, porque la revista se vende.