Warning: strtotime() [function.strtotime]: It is not safe to rely on the system's timezone settings. You are *required* to use the date.timezone setting or the date_default_timezone_set() function. In case you used any of those methods and you are still getting this warning, you most likely misspelled the timezone identifier. We selected 'America/Chicago' for 'CST/-6.0/no DST' instead in /home/waminews/public_html/hba/libraries/joomla/utilities/date.php on line 56

Warning: date() [function.date]: It is not safe to rely on the system's timezone settings. You are *required* to use the date.timezone setting or the date_default_timezone_set() function. In case you used any of those methods and you are still getting this warning, you most likely misspelled the timezone identifier. We selected 'America/Chicago' for 'CST/-6.0/no DST' instead in /home/waminews/public_html/hba/libraries/joomla/utilities/date.php on line 198

BOLETÍN ES / empresa social // Febrero 2009 // Perfil

"EL ARMA ESTA EN UNO"

Entrevista con Mariano Calabrese, Coordinador Interinstitucional del Fondo de Ayuda Toxicológica (FAT).

Prevención, acción comunitaria e interdisciplinaria son las bases de FAT a la hora de enfrentar la lucha contra las adicciones. A más de 40 años de su fundación, la organización ha encontrado en las iniciativas productivas una buena herramienta para llevar adelante su trabajo.

El Fondo de Ayuda Toxicológica (FAT) lleva más de 40 años trabajando de distintas formas en la prevención, el tratamiento, la investigación, la docencia, la capacitación y la acción comunitaria en torno a la adicción, ya sea al alcohol, el tabaco o las drogas legales e ilegales. Fue creada como Fundación en 1966 como una iniciativa del doctor Alberto Italo Calabrese, profesor de la Cátedra de Toxicología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

“FAT fue la primera institución en atender interdisciplinariamente a alcohólicos y drogadictos. Y es bueno aclarar que las drogas legales son de mucha mayor importancia que las ilegales en lo social. Por el daño que producen y la población que abarcan. El alcohol gana por paliza. No menos del 5% de los argentinos tiene graves problemas de abusos en este campo. Es una cifra pavorosa e incluye muchas figuras importantes en el arte, el deporte, la política....

Lo mismo con el cigarrillo. Un fumador habla igual que un adicto al paco: vení y traéme, no me puedo quedar sin, o que te hagan acompañarlo al kiosco a las dos de la mañana quince cuadras bajo el frío. Pero como son drogas socialmente permitidas, culturalmente aceptadas, no se toma en cuenta.

Y no se trata de un juicio moral. Uno puede tomar una copa de vino...pero el problema es cuando la sustancia se transforma en una cruz. Uno puede ser adicto al vértigo, a la violencia, al trabajo. No es lo mismo usar, que abusar, que depender. Uno puede usar las sustancias sin depender de ellas”, explica Mariano Calabrese, Coordinador Interinstitucional de FAT. Y enseguida aclara: “Es bueno distinguir entre drogas y la droga, que es una terminología que algunos medios usan, y que parece que es un monstruo terrible, un sujeto. Se trata sólo de un objeto. Un arma no mata si nadie la empuña. Hay gente que tuvo un arma toda su vida y no mató ni a un perro. El arma está en uno. Las drogas están metidas en la historia de la humanidad, vienen del fondo de los tiempos, en todas las culturas, relacionados con la medicina; con lo místico, lo esotérico”.

 

¿Cuáles son las verdaderas causas detrás de los problemas de adicción?

Es una situación de una persona, de un barrio, de una sociedad. Puede empezar en un individuo pero también pasa por la familia. Acá hay terapia familiar y de pareja. Que los pacientes agradecen porque se dan cuenta que no son los únicos locos. Y hasta hay padres que siguen viniendo para ayudar aunque sus hijos hayan sido dados de alta. Dicen: si me pasó a mi le puede pasar a otro.

Hay que hacer un barrido. Incluyendo por ejemplo las publicidades. Como esas de Bayaspirina donde mostraban una mujer que le dolía la cabeza y se encontraba con otra. ¿Vos que hacés?, le preguntaba. Y, claro, la mujer no hacía nada. Y la otra estudiaba, trabajaba, estaba de novia, etc, y se tomaba una Bayaspirina. Conclusión: si tomás Bayaspirina podes hacer todo. Ojo con los mensajes.

Muchas sustancias están asociadas con la producción, para estar despiertos. Y como son sustancias aceptadas, no hay problema. El tema es cómo llegan a los pulmones o los riñones. Cómo pueden afectar a la persona. En el norte del país la gente que corta caña aguanta el frío y las duras jornadas de trabajo tomando bebidas alcohólicas de damajuana al costado del surco.

También esas publicidades suelen relacionar ciertas sustancias con la diversión. No puede haber fiesta si no hay cerveza, porque Quilmes ´es el sabor del encuentro´. Es un disparate. Pero ellos lo estudiaron y saben que así venden más”.

 

¿Y qué hace FAT frente a eso?

Nosotros la prevención la asociamos con el trabajo cara a cara con los clubes, las parroquias, los sindicatos, las instituciones públicas o no públicas. Si nos llaman del colegio más caro vamos. Pero si nos llaman de La Cava, vamos el doble. No discriminamos a nadie. Nos gusta mucho el trabajo con instituciones; hasta por teléfono podés hacer un trabajo muy piola de asesorar a las personas encargadas sobre ciertos síntomas, comportamientos.

Es una cuestión de afecto, pero también de sentido, proyectos, marcos de referencia. Y ahí te lanzas. Nos lanzamos. Siempre sabiendo que las sustancias permanecen pero el significado que se la va dando en cada época cambia. Por eso la relación del paciente es diferente. No es lo mismo mi relación con la cerveza que la que hay hora, porque hay veinte años en machacar con que Quilmes es el sabor del encuentro.

 

¿Sirven las campañas masivas o que el paquete de cigarrillo lleve una etiqueta que dice: fumar es perjudicial para la salud?

El combate es el trabajo en grupo con las instituciones, con las personas. Las campañas masivas en el mundo por lo general han sido un fracaso. En un momento te motivan pero después cae. Lo mejor es encontrarse cara a cara con las personas. Y no siempre te va bien. A veces te comes un garrón porque los grupos nos son iguales. Las gente tiene diferentes miedos, fantasías, entornos.

 

¿Cómo es el trabajo de campo que hace FAT?

Un tema fundamental es la prevención. Permanentemente se dictan cursos. Hay desde charlas clásicas a talleres más largos, uno se adapta a la necesidad del grupo. Y no mezclar. Una cosa son los padres, otra los maestros, otra los chicos. Eso lo hemos hecho toda la vida: prevención y acción comunitaria. Y sostener eso en el tiempo. Uno hace un plan de acción en una organización que tenga alcance en el barrio. Podés empezar con una choriceada y de ahí avanzar, fijarte las necesidades y los intereses. Por ahí las chicas tienen ganas de armar un equipo de fútbol. O por ahí, en vez de poner eje en las drogas se puede hacer eje en temas de violencia, género, ciudadanía…

Ahí uno puede incluir el tema de la empresa social. Y si hacemos un emprendimiento ver de qué magnitud. Y por ahí haces un boletín informativo para el barrio. Cualquier iniciativa es buena, siempre que sean proyectos que no surjan de nosotros, sino que nazcan de nuestro aporte. El grupo está ahí y si uno puede ver algo que pueda beneficiarlo, uno lo incentiva. Se pueden hacer muchas cosas concretas, muchos proyectos, caminos.